AL AIRE

Por andar de remera



Redacción/ 13 de agosto, 2016

A la nadadora brasileña Ingrid Oliveira, le ganó la pasión y se escapó una noche, horas antes de su competencia, con un remero a echar pasión. Quedó en último lugar con su compañera Giovanna Pedrosa, quien le retiró la amistad.

La pareja de nado sincronizado femenil de Brasil conformada por Ingrid Oliveira (foto) y Giovanna Pedrosa que compitió en Río 2016 le quedó a deber a su país porque quedó en último lugar y, por si fuera poco, con la ruptura amistosa entre las competidoras.

¿La razón? Pues a la belleza brasileña le ganó la calentura una noche antes del día de la competencia y se escapó de su concentración para irse con el remero Pedro Goncalves a una noche de pasión. Lo que como consecuencia le trajo poca atención a su competencia que derivó en la última posición en el país sede.





Información de los medios brasileños reportan que Giovanna se negó a prestar su habitación para que tuvieran su encuentro sexual y trató de que mejor descansara para llegar en plenitud a la competencia, pero Ingrid hizo caso omiso y se fue.


Lo anterior ocasionó que Pedrosa declarara que jamás competirá con De Oliveira por ser poco profesional.