AL AIRE

Hallan Pornografía Infantil En Propiedad De Michael Jackson



Con información de Publimetro/ 21 de junio, 2016

A siete años de años de su muerte, Michael Jackson entra en polémica. Según informes de la policía de Santa Bárbara, California, lugar donde está el rancho "Neverland", ex propiedad del cantante, fue hallada una colección de pornografía infantil e imágenes violentas que incluyen tortura de animales y sadomasoquismo.

El lugar fue registrado a finales del 2003 mientras el "Rey del Pop" estaba en Las Vegas, según "Daily Mail". Neverland fue allandado por 70 miembros de la oficina fiscal y policías. En aquella ocasión, encontraron fotos y videos de niños y adultos en "actos perversos", así como medicinas para tratar la adicción al sexo.

Las imágenes fueron usadas para llamar la atención de los jóvenes. Un investigador contó que también encontró fotos de los sobrinos del intérprete en ropa interios.

La presencia de todo este material y videos ha sido reflejada en varios documentos judiciales fechados en noviembre de 2003, materiales encontrados después de que un joven reclamó que había sido víctima de abusos sexuales por parte de Jackson.

El responsable del caso señaló que en el dormitorio y el baño de Jackson se guardaban siete colecciones de fotografías porno de adolescentes y menores de edad. Por si fuera poco, los informes señalan la existencia de imágenes de sacrificios de animales.

Por su parte, Ron Zonen, ayudante del fiscal de distrito de Santa Bárbara, informó que "una gran parte de ese material se utilizó para suprimir la sensibilidad de los niños". "Michael admitió haber puesto a un niño tras otro en su cama durante largos periodos de tiempo. Identificamos a cinco chicos que alegaron abusos sexuales. Para mí no hay duda de que Michael era culpable de haber abusado de varios menores".

Tras el registro de la propiedad de Jackson la justicia emitió una orden de arresto contra el cantante. Posteriormente, Jackson se entregó a la policía al regresar de Las Vegas. El cantante fue absuelto en última instancia en 2005 después de haber sido acusado de siete cargos de abuso de menores y de dos cargos relacionados con haber suministrado un producto tóxico a un menor de 14 años.

El cantante pagó aproximadamente 200 millones de dólares para que sus supuestas víctimas guardaran silencio, las cuales eran alrededor de 20.