AL AIRE

SEGÚN LA CIENCIA, LOS HOMBRES NECESITAN SEXO PARA PODER DORMIR.


El Consejo Francés de Investigación Médica acaba de realizar un estudio donde comprobaron que tener encuentros eróticos con frecuencia y terminar con un orgasmo, podría ser una forma de combatir el tan odiado insomnio.

Durante las relaciones sexuales y específicamente después de un orgasmo, el cuerpo libera naturalmente relajantes químicos que funcionan como inductores de sueño.Según los resultados de los científicos, evita que las personas prolonguen sus horas despiertos y se rindan fácilmente ante el sueño.

La investigación también arrojó que de manera natural, a los hombres les dan ganas de dormir luego de tener relaciones sexuales, lo que ayuda a que ellos no padezcan de este mal.

¡A echar pasión entonces para levantarse temprano!